Aspectos legales

Al contratar una empresa de mudanzas ha de tener en cuenta los siguientes aspectos legales básicos:

El primer paso para estar seguros de que vamos a contratar una empresa de mudanzas profesional, es consultar que esté dada de alta correctamente en el registro mercantil.

Esto nos dará una garantía de que han cumplido los requisitos legales para ello.

El segundo paso es solicitar un contrato, que especifique el presupuesto, los diferentes conceptos  para evitarnos sorpresas desagradables, como que incluye el desmontaje y transporte pero no subirlo hasta su casa (y que nos quieran cobrar un extra), y tener claramente detallados los pasos a tomar en caso de reclamación, la necesidad (o no) de algún tipo de autorización para los camiones en vía pública (que será solicitada por la empresa de mudanzas), los horarios, la existencia de bienes de especial valor o muy delicados, etc.

 

SEGURO DE RESPONSABILIDAD CIVIL

En caso de que en el transporte alguno de los enseres haya sufrido daños, podremos reclamar en las siguientes 24h por los medios que la empresa proporcione (habitualmente correo electrónico) pero también por burofax si no nos responden o son muy cuantiosos. A la hora de contratar una empresa de mudanzas, tenemos que verificar si cumple la obligación de contar con un seguro de responsabilidad civil.

Habitualmente la respuesta a este tipo de reclamaciones pasa también por una comprobación con el seguro, por lo que es importante mantener embalajes y respetar los plazos de reclamación.

Además, existen Juntas de Arbitraje a las que puede reclamar en caso de que la empresa no responda conforme a nuestra petición. 

Junta Arbitral de Transportes de Barcelona:

Avenida de Josep Tarradellas, 2 – 5ª Planta de Barcelona

Teléfono 93 495 80 00

E-mail: jat.tes@gencat.cat

 

Es importante, por último, una vez hemos decidido contratar una empresa de mudanzas tener en consideración si los puntos de recogida o entrega tienen especiales requisitos por algún motivo, ya que es posible que en caso de no pedir los permisos adecuados no se pueda acceder con el vehículo de mudanza, o que el mismo se exponga a una sanción (habitualmente automática mediante captura de imagen de la matrícula con cámaras).